12 usos que podemos darle a la Raspberry Pi 3

Si eres de los que les gusta sacar todo el provecho a la tecnología y tienes alguna que otra noción de programación, posiblemente ya dispones de una Raspberry Pi 3. Este miniordenador de bajo coste te permitirá hacer cosas como las que te contamos.




Características de la Raspberry Pi 3

Es la tercera generación de Raspberry . Sustituyó al Raspberry Pi Modelo B 2 en febrero de 2016.

En comparación con el Raspberry Pi 2 tenemos las siguientes características :

CPU ARMv8 de cuatro nucleos a 1,2 GHz y 64 bits
802.11n Wireless LAN
Bluetooth 4.1
Bluetooth Low Energy ( BLE )

Al igual que el Pi 2 , también tiene :

1 GB de RAM
4 puertos USB
40 pines GPIO
puerto full HDMI
Puerto Ethernet
conector de audio de 3,5 mm combinado y vídeo compuesto
interfaz de la cámara ( CSI )
Interfaz de pantalla ( DSI )
ranura para tarjetas micro SD (ahora push-pull en lugar de push-push )
núcleo de gráficos VideoCore IV 3D

Qué necesitas para comenzar a operar con la Raspberry Pi 3

Para comenzar se necesita:

  1. Una (o varias) Raspberry Pi 3.
  2. Programa o hardware preciso para el proyecto.
  3. Una tarjeta SD donde irá el Sistema Operativo (llamada distribución).

Y es que, con la distribución adecuada e instalando los programas precisos en la SD, podrás disponer de una verdadera navaja suiza que se alimenta con tan sólo 5v. También hay que decir que cada uno de los proyectos consta de sus propias peculiaridades y, dado que el corazón de la máquina es la misma SD, es posible realizar varios proyectos de modo simultáneo.

Proyectos que puedes ejecutar con la Raspberry Pi 3

Entre los proyectos que podemos poner en marcha están:

1)     Tener un mini PC
La Raspberry 3 es ante todo un ordenador
. Conectando una pantalla a través de su salida HDMI o RCA junto con un teclado y ratón a través de sus salidas USB, y en conjunto con Windows 10 IoT Core es posible comenzar a exprimir todo el potencial de esta placa. Podras Navegar, programar e incluso jugar.

2)     Montar un superordenador
Es posible montar en serie varias Raspberry y hacerlas trabajar de manera conjunta. Las posibilidades de proceso se multiplican y se alcanzan retos colaborativos geniales.

3)     Armar una Tablet
Es posible armar una Tablet supervitaminada. Con la distribución y pantalla adecuadas el proyecto PiPad es un hecho. La diferencia frente a las Tablets del mercado (además de su Sistema Operativo), es que puedes conectarle casi cualquier cosa (lo cual es una ventaja).

4)     Acceder a tu ordenador
Con el programa adecuado es posible establecer conexiones remotas con otros ordenadores. Por ejemplo, usando VNC es una opción hacerlo, sólo tendrás que instalar el servidor en el ordenador que quieras acceder y un cliente en tu Raspberry. Et voilà… usa la televisión y un teclado y estarás conectado a distancia al ordenador en el que previamente habías instalado el servicio.

5)     Almacenamiento en red
Si conectas a la Raspberry un disco duro USB o una memoria USB, y utilizas Samba, podrás acceder desde cualquier dispositivo de tu red a los archivos que contenga ese disco duro. Imagina que quieres escuchar música en tu móvil o ver vídeos en tu televisor inteligente…


6)     Centro Multimedia
Que tenga una salida HDMI y la potencia para reproducir vídeo a 1080p lo convierte en el complemento ideal para transformarlo en un Media Center de coste reducido. El proyecto XMBC es un buen punto de partida.

7)     Música sin cables en cualquier ordenador
La música tiene una excelente relación con la Raspberri Pi. Ahí tienes por ejemplo Volumio, una distribución excelente para tener un reproductor de música dedicado que lee de cualquier unidad que le conectes por muy poco. Pero también podemos optar por configurar un cotizado sistema de audio sin cables en streaming. La distro que lo hace posible se llama Pi MusicBox y con un poco de maña podrías crearte soluciones de música sin cables desde servicios como Spotify o Google Music por muy poco.

8)     Proyectos robóticos
Si quieres conectar motores y sensores por la causa que sea (puede que para construir tu versión reducida de C3P0 o R2D2), tienes el cielo abierto con la pequeña Raspberry. Existen placas de expansión que permiten, además de domotizar la casa –encender la lavadora, el aire acondicionado o calefacción, etc.-, construir pequeños proyectos robóticos (¡guau!). Ventajas claras: que no tendrás que gastar una gran cantidad de dinero y seguro que aprendes mucho.

9)     Convertirlo en una consola de juegos
Es uno de los usos más populares que podemos darle a una Raspberry. Algunas consolas de antaño (NES, SNES, Genesis) y sobre todo, de las máquinas arcade que poblaban antes salones recreativos u ordenadores clásicos (CPC, Atari…), pueden ser emulados sin despeinarse demasiado (en alguna ocasión tendremos que hacer algo de overclock). Existen muchos proyectos de emulación, uno de los más impresionantes es PiPlay, capaz de emular varias plataformas de juego.

10)     Utilizar raspberry como servidor de descargas BitTorrent
Para la descarga de los torrents usaremos Transmission. Es uno de los clientes más famosos y tiene una versión específica para Ubuntu, una vez instalado conectamos un disco rígido externo y configuramos los parametros necesarios. Es posible incluso automatizar las descargas. Lo mejor de todo es que podemos tener la Raspberry encendida toda la noche descargando torrents de gran tamaño

11)     Utilizar raspberry como Servidor
Sin ruido y con un consumo muy reducido, si necesitas un PC que haga las veces de servidor sin muchos requerimientos, hay varias soluciones. Una específica es PressPi, ideal para montar WordPress a tu manera. Para algo más generalista la solución más sensata es tener un sistema genérico como Raspbian y configurar el servidor con algo de conocimientos previos.

12)     Utilizar raspberry como ordenador para niños y de aprendizaje
Por su bajo coste y filosofía DIY, la Raspberri Pi es una buena solución como ordenador para centros escolares o niños que tengamos en casa. Aquí la reina indiscutible de las distros es Kano. Partiendo de un proyecto de financiación colectiva de lo más interesante, si ya tenemos una Raspberri Pi solo debemos descargar el instalador de Kano y preparar una SD que convertirá la RPi en un PC con una interfaz muy amigable, una versión para Rpi de Minecraft, diferentes aplicaciones de ocio y hasta Scratch.

Cómo conseguir la Raspberry Pi3

Obtener la Raspberry Pi3 es fáacil gracias a la comodidad de comprar en Amazon (España y USA):
[amazon_link asins=’B01CD5VC92,B01D0JDM5W,B01CSD1X3E,B01MDUP97N’ template=’ProductCarousel’ store=’citriccom-21′ marketplace=’ES’ link_id=’9be87706-4e46-11e7-8465-3f79a15b0c92′]

 

La imaginación es el límite

Sólo hemos enumerado unas pocas opciones. Cada persona es un mundo y tiene sus necesidades empresariales y personales, y una opción a explorar es Raspberry Pi.

Por enumerar unos cuantos proyectos más y sólo por si quieres investigar un poquito, existen proyectos para convertir una televisión normal en una Smart TV, para dedicarlo a servidor de descargas, Web o FTP (entre otros), aplicarlo junto con una WebCam como detector de presencia y alarma, usarlo para emitir radio a través de Internet, como receptor de AirTunes o también, para emular el mítico MS-DOS… y la lista sigue… vamos, que hay rato para investigar, divertirse y sacarle partido.

Y si ya quieres rizar el rizo, por qué no usarlo de manera conjunta con un Arduino. Por supuesto que sí, pues se complementan perfectamente y se pueden hacer proyectos superchulos.

Fuente: Tecnobits.xyz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *