Saltar al contenido

Cómo asignar IP fija a nuestros equipos con nuestro router

asignar IP fija a nuestros equipos con nuestro router

La conectividad es vital para el trabajo, el estudio y el entretenimiento. Sin embargo, un problema común que puede afectar la estabilidad de tu red son las direcciones IP cambiantes. Asignar IP fija a nuestros equipos con nuestro router nos permite solucionar este inconveniente y disfrutar de una conexión más segura y confiable.

¿Qué es una dirección IP fija y por qué usarla?

Una dirección IP (Internet Protocol) es como la dirección postal de tu dispositivo en la red. Una IP fija es una dirección permanente que no cambia con el tiempo, a diferencia de las direcciones IP dinámicas que asigna el router de forma automática.

Existen varias razones por las que te conviene asignar una IP fija a tus dispositivos:

  • Mayor estabilidad: Al tener una dirección fija, evitas problemas de conexión ocasionados por cambios en la asignación de IP por parte del router.
  • Facilidad de acceso remoto: Si necesitas acceder a un dispositivo de forma remota, una IP fija te permite hacerlo sin complicaciones.
  • Configuración de servidores: Si configuras un servidor en tu red local, una IP fija es esencial para que otros dispositivos puedan acceder a él.
  • Priorización de dispositivos: Algunos routers permiten priorizar el tráfico de dispositivos con IP fija, lo que te garantiza una mejor experiencia en actividades como juegos online o streaming.

Cómo asignar IP fija a nuestros equipos con nuestro router

El proceso para asignar una IP fija varía según el modelo de router que tengas. Sin embargo, los pasos generales son los siguientes:

1. Accede a la configuración de tu router:

  • Abre un navegador web e introduce la dirección IP de tu router en la barra de direcciones. Esta información suele estar indicada en la etiqueta del router o en el manual de usuario.
  • Ingresa el nombre de usuario y la contraseña de tu router. Si no los recuerdas, puedes consultar el manual de usuario o restablecer la configuración de fábrica del router.

2. Localiza la sección de configuración de DHCP:

  • El DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol) es el servicio que asigna direcciones IP dinámicas a los dispositivos de la red.
  • La sección de configuración de DHCP suele encontrarse en la pestaña «Red» o «Configuración avanzada».

3. Reserva una dirección IP para tu dispositivo:

  • Busca la opción «Asignación de direcciones IP estáticas» o «Reserva de direcciones IP».
  • Haz clic en «Agregar» o «Nuevo».
  • Ingresa la dirección MAC de tu dispositivo. La dirección MAC la puedes encontrar en la configuración de red de tu dispositivo.
  • Asigna la dirección IP fija que deseas para tu dispositivo. Asegúrate de que no esté en conflicto con otras direcciones IP de la red.
  • Guarda los cambios.

4. Reinicia tu dispositivo y el router:

  • Para que los cambios surtan efecto, es necesario reiniciar tu dispositivo y el router.
  • ¡Listo! Tu dispositivo ahora tiene una dirección IP fija y podrás disfrutar de una conexión más estable y segura.

Consejos adicionales:

  • Asigna direcciones IP fijas solo a los dispositivos que realmente lo necesitan.
  • Anota las direcciones IP fijas que asignes para tener un registro.
  • Si tienes dudas sobre cómo configurar tu router, consulta el manual de usuario o contacta con el soporte técnico del fabricante.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *