Cómo desarrollar aplicaciones móviles con ventajas competitivas

Presentar ideas para el desarrollo de aplicaciones móviles únicas, sin importar qué objetivos quieras alcanzar con ellas, simplemente ya no es suficiente para tener ventajas sobre la competencia. El mercado de las aplicaciones móviles es simplemente demasiado competitivo. Cada vez es más difícil destacar, y la inversión es grande, tanto en tiempo como en presupuesto.

Entrar en la etapa de desarrollo de aplicaciones móviles sin estar preparado puede resultar en errores costosos, frustrantes y perjudiciales para la marca.

Sin embargo, si inviertes tu tiempo en saber presentar las fases de construcción, hará que el proceso de desarrollo sea fundamentalmente más fácil y te dará  muchas ventajas competitivas. Requiere un poco de esfuerzo, pero vale la pena.

Desarrollo de aplicaciones móviles, antes investiga a fondo tu mercado

El primer paso para informar de todo lo que se hará a futuro es un estudio de mercado exhaustivo. Necesitas conocer la oferta actual en el mercado y usar ese conocimiento para encontrar un hueco que tu aplicación llenará y le dará una solución fresca y completa al problema que está resolviendo.

Una extensa investigación de mercado ayudará a descubrir:

  • ¿Quiénes son sus competidores?
  • ¿Cuál es la estrategia?
  • Cuáles son tus fortalezas y debilidades
  • ¿Qué dicen tus clientes en las críticas y en las redes sociales?
  • ¿Cuál es tu punto de venta único?

Cuando tengas las respuestas a esas preguntas, podrás evitar los errores de tus competidores, duplicar las estrategias que funcionan y definir claramente tu visión única del problema y el camino para resolverlo. Hay millones de apps móviles disponibles, y esta es tu oportunidad para asegurar que las tuyas destaquen.

Define el tono de tu discurso y tu público objetivo

¿Puedes articular el propósito específico de tu aplicación? ¿Puedes nombrar su diferencia con respecto a su sitio web y sus casos de uso específicos? Este es probablemente el paso más difícil para los dueños de negocios y vendedores. Reducir todas tus ideas a una o dos frases con un propósito claro es difícil, pero también es uno de los pasos básicos para asegurar el éxito de tu aplicación.

En el el momento de definir:

  • ¿Cuál será la funcionalidad clave de la aplicación?
  • ¿Por qué la gente querría usarlo?
  • ¿Cuál es el valor añadido en comparación con un sitio web móvil?
  • ¿Qué objetivos de negocio le ayudará a alcanzar?
  • ¿Cuál es el público se beneficiará de ello?
  • ¿Qué necesita y anhela ese público?

Ser honesto al responder a esas preguntas te asegurará que no malgastarás recursos en funciones de apps redundantes o en apuntar a grupos de personas equivocados.

A estas alturas, también debes tener confianza en tu siguiente paso. Si accidentalmente te encuentras frente a un posible inversor y te preguntan sobre tu proyecto, ¿cómo transmitirás tu misión en un par de frases en menos de un minuto? Una vez más, un fuerte enfoque y claridad tan temprano en el proceso puede amplificar tu éxito de muchas maneras, así que no pierdas la oportunidad de ser preciso y claro con el propósito de tu aplicación desde el principio.

Elije entre apps nativas, híbridas y web

Hay que tomar un par de decisiones técnicas desde el principio, y ésta es una decisión crucial. Elegir entre aplicaciones nativas, híbridas o web tiene muchas implicaciones para el desarrollo y mantenimiento posterior. Esta es la razón por la que es clave aprovechar tu investigación de mercado, así como el propósito principal y la funcionalidad que acabas de definir, para que puedas tomar la mejor decisión.

Diferencias entre apps nativas, híbridas y móviles

Las principales diferencias entre apps nativas, híbridas y móviles son:

  • Los lenguajes de programación en los que están construidos. Esto afecta y depende de tu presupuesto, los plazos deseados y la experiencia disponible.
  • Acceso a APIs de dispositivos nativos. Esto dependerá de las funcionalidades del dispositivo a las que quieras que acceda tu aplicación.
  • Método de distribución. Esto afectará en gran medida a la forma en que comercializas tu aplicación y define tus estrategias de promoción.
  • Soporte multiplataforma. Esto se basará en tu público objetivo y en el mercado en el que deseas penetrar; la mayoría de las veces, querrás estar presente tanto en la App Store de Apple como en la Play Store de Android.

Las aplicaciones nativas son perfectas para tareas pesadas como juegos o el uso de fotos o vídeos. Por otro lado, las aplicaciones web son mejores para soluciones que requieren actualizaciones fáciles, pero no requieren ningún acceso a las capacidades nativas del dispositivo.

Estos dos tipos se sitúan en los lados opuestos del espectro, siendo las aplicaciones nativas las más costosas de desarrollar y de encontrar a través de tiendas de aplicaciones, mientras que las aplicaciones web son bastante rápidas y de bajo costo de desarrollar, pero no se pueden amplificar a través de tiendas de aplicaciones ni hacer que los usuarios las descarguen en sus dispositivos.

Lo mejor de ambos mundos son las aplicaciones híbridas: utilizan el mismo código base para ambas plataformas, pueden acceder a las características del dispositivo y viven en ambas tiendas de aplicaciones. También son una opción ideal para la mayoría de los objetivos y propósitos de las aplicaciones, incluyendo productividad, utilidades y aplicaciones empresariales.

Una vez que hayas decidido el tipo de aplicación, podrás asignar sus recursos y planificar todo tu proyecto de desarrollo de forma mucho más sencilla.

Conoce tus opciones de monetización

Una aplicación puede jugar muchos roles diferentes para tu negocio y sus resultados finales. Generar ingresos directamente de la aplicación es obvio, mientras que otros pueden simplemente servir como un recurso para su audiencia, o indirectamente ayudar a otras fases de su embudo de ventas y aumentar el alcance de su marca.

¿Qué papel quieres que juegue tu aplicación en tu modelo de negocio? Si estás planeando ganar dinero directamente de tu aplicación, este es el momento de ver los modelos de monetización de aplicaciones:

Aplicaciones Freemium. Estas aplicaciones se pueden descargar gratuitamente, pero algunas funciones y contenidos están bloqueados, y sólo se puede acceder a ellas a través de una compra.

Aplicaciones pagadas (premium). El usuario necesita comprar la aplicación en la tienda de aplicaciones para poder usarla. Debido a la barrera de costo de este modelo, una estrategia de marketing móvil es crítica para demostrar el valor único y superior en comparación con las aplicaciones gratuitas.

Compras In-app. Este modelo funciona utilizando la aplicación para vender productos digitales o físicos como un canal de ventas de comercio móvil.

Suscripciones. Este modelo es similar a las aplicaciones de freemium, pero aporta el beneficio de un flujo recurrente de ingresos.

Anuncios In-app. Este es posiblemente el modelo más simple de todos porque no hay barrera de costo para el usuario. Como con cualquier espacio publicitario, es importante no sacrificar nunca la experiencia del usuario para ganar más espacio publicitario.

Patrocinios. Este modelo suele ser posible cuando se alcanza una base de usuarios sólida, ya que le permite asociarse con marcas y anunciantes específicos. Es una situación en la que todos salen ganando, ya que las marcas pagan por las acciones de los usuarios, y su aplicación genera un mayor compromiso para el usuario.

Como con cualquier otra opción, cada camino tiene sus ventajas y desventajas. Aunque tu decisión ahora puede ser cambiada más tarde, es importante que primero obtengas una sólida comprensión de todos los modelos y que dirijas el desarrollo de tu aplicación móvil en función de lo que mejor se adapte a tu negocio.

Construye tu estrategia de marketing y prelanzamiento

Si hay un elemento que afecta tan fuertemente el éxito de tu aplicación, es la preparación para comercializarla y ampliarla, incluyendo su marca, relaciones públicas, esfuerzos previos al lanzamiento, alcance y, simplemente, la presencia en la web en general.

Ahora, podrías pensar que es demasiado pronto para pensar en el mercadeo antes de que hayas comenzado su desarrollo. Sin embargo, tus esfuerzos se multiplicarán a largo plazo si empiezas a crear el zumbido alrededor de tu aplicación antes de que esté en las tiendas de aplicaciones.

Este es el momento adecuado para empezar con lo siguiente:

Define tu marca. ¿Cómo tu nombre, colores, logo y el tono de tu contenido te diferenciará de los millones de otras aplicaciones y negocios? Asegura la consistencia de todos estos elementos en tu aplicación y en todas las plataformas en las que existes.

Encuentra tus canales. ¿Dónde pasa el tiempo tu público objetivo? ¿Son más fáciles de alcanzar a través de los medios sociales o el correo electrónico? ¿Prefieren el vídeo al contenido escrito? ¿Cuánto tiempo pasan en su dispositivo móvil?

Crear contenido. Basándote en tus respuestas en el punto anterior, ahora debes saber qué contenido ansía tu audiencia y a dónde llegar. Empieza a mapear tu contenido escrito y/o de vídeo y compártelo en los canales seleccionados.

Empieza tu campaña de extensión. ¿Qué personas influyen en sus industrias, tanto pequeñas como grandes? Pon un poco de esfuerzo en llegar a ellos de una manera personalizada y proporcionarles mucho valor para poner tu aplicación en frente de sus audiencias.

Estos pasos harán que la promoción sea más fácil cuando llegue el momento del lanzamiento, y tendrás una comunidad cálida para lanzar.

Planificar la optimización de la tienda de aplicaciones

Muchos de los pasos que has dado hasta ahora, incluyendo tu investigación de mercado, el propósito único de tu aplicación y tu estrategia de marketing, afectan en gran medida a la estrategia de optimización de tu tienda de aplicaciones. Esta es la clave para ser descubierto en la tienda de aplicaciones; más del 60 por ciento de todas las aplicaciones se encuentran a través de esta búsqueda orgánica.

Es importante respetar tanto los requisitos de las tiendas de aplicaciones como las mejores prácticas, y utilizar esto como una brillante oportunidad para que tu aplicación brille con sus efectos visuales, características y propósito distintivo.

Aunque no podrás completar todas las tareas ASO tan pronto en el proceso (ni deberías hacerlo), este es el momento ideal para empezar a bosquejar el aspecto final de tu tienda de aplicaciones, y asegurarte de que el desarrollo sigue tus ideas.

Los elementos clave para la optimización de la tienda de aplicaciones son:

Nombre de la aplicación: facilita la ortografía y la pronunciación, es única y descriptiva, y se ajusta a los límites de longitud (50 caracteres para iOS, 30 para Android).

Palabras clave: esto sólo es aplicable a Apple, y es un espacio adicional para especificar los términos de búsqueda relevantes para tu aplicación.

Icono: utiliza una paleta de colores clara, evita usar muchos detalles pequeños, y opta por colores contrastantes y un concepto simple y claro.

Capturas de pantalla: asegúrate de utilizar las cinco capturas de pantalla y de aprovechar los textos de los subtítulos para contar una historia y destacar los beneficios.

Descripción: enfócate en las primeras tres líneas (antes del enlace “Más…”) para transmitir claramente los puntos clave, usar listas de viñetas y hacer un llamado a la acción.

Previsualización de vídeo: debe ser breve y directo al grano, con un mensaje claro y universal que funcione en cualquier localización.

Conoce tus recursos

Idealmente, podrás anunciar tu fecha de lanzamiento con anticipación para crear el ambiente en torno a su lanzamiento y hacer que la gente lo espere con entusiasmo.

Para que esto suceda,  necesitas ser consciente del tiempo de desarrollo que tiene por delante. Según el informe de Kinvey, la mayoría de las empresas necesitan entre 7 meses y más de un año para desarrollar e implementar una aplicación móvil.

Por eso es necesario que inicies conversaciones con tus desarrolladores y equipos técnicos lo antes posible. Esto te ayudará a guiar todo tu proyecto de manera más efectiva y a asignar fechas de vencimiento apropiadas a las diferentes etapas de planificación y desarrollo, incluyendo:

  • Definición de caso(s) de uso
  • Mapeo de las funcionalidades requeridas
  • Wireframing
  • Selección del lenguaje de programación/plataforma
  • Codificación
  • Diseño
  • Pruebas

Este es el mejor momento para revisar tu presupuesto. Dependiendo de la complejidad de la aplicación, sus características, infraestructura y muchos otros factores. Ten en cuenta que esto también variará entre diferentes agencias y desarrolladores según el tamaño de la agencia, la experiencia, el tiempo requerido y disponible, y más.

Otro factor costoso es el apoyo continuo de la aplicación. Requerirá un monitoreo continuo, revisión de los registros de colisiones, optimización de la experiencia del usuario basada en comentarios y actualización de las actualizaciones del sistema operativo.

Saber de antemano con qué recursos estás trabajando evitará cualquier emergencia y retrasos en el futuro.

Garantizar las medidas de seguridad

Por último, debes incluir una política de privacidad en caso de que su aplicación recopile información confidencial de los usuarios. Esta política debe cubrir qué información se está recopilando y cómo se utiliza.

El beneficio de dar este paso tan temprano es que tienes tiempo suficiente para obtener cualquier consulta legal que puedas necesitar, así como para planear e implementar medidas de seguridad dentro de la aplicación.

La seguridad de tu aplicación es uno de sus puntos clave, y debes asegurarte de que se está construyendo desde el principio del desarrollo. Los datos de tus usuarios son su activo más valioso, y debes asegurarse de contar con procesos para recopilar, manejar y almacenar estos datos, así como para gestionar cualquier riesgo potencial de seguridad.

Una vez que sigas estos pasos de preparación, estará listo para sumergirse en el desarrollo de tu aplicación sin distracciones y llevarla a una implementación y lanzamiento exitosos.


También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *