Cómo habilitar HTTPS en tu dominio

¿Por qué es necesario habilitar HTTPS en tu dominio? La seguridad en Internet ha recibido una mayor atención en los últimos años. Habilitar HTTPS es una de las cosas más importantes que puedes hacer para proteger tu sitio web.

Todas las comunicaciones entre tu sitio web y los visitantes se cifrarán con HTTPS (Protocolo seguro de transferencia de hipertexto). El hecho de que esto impida que partes no autorizadas intercepten los datos enviados o recibidos lo hace crucial.

como ganar dinero con mi blog ganar dinero con pagina web

Veamos cómo activar HTTPS en tu dominio en este artículo. Primero analicemos la importancia de HTTPS.

Qué es HTTPS y por qué es necesario?

El protocolo HTTP, que se utiliza para transportar datos desde un servidor web a un navegador, tiene una variante segura llamada HTTPS. Los datos transmitidos a través de HTTPS se cifran utilizando Transport Layer Security (TLS) o Secure Sockets Layer (SSL) para que sea mucho más difícil para cualquier persona interceptarlos y leerlos. Debido a esto, los sitios web que requieren un alto nivel de seguridad, como la banca en línea o las plataformas de comercio electrónico, emplean con frecuencia HTTPS.

Cuando visitas un sitio web, generalmente hay dos componentes involucrados: el cliente (que en este caso sería tu navegador web) y el servidor (que es donde se aloja el sitio web). La comunicación entre estos dos componentes es lo que te permite ver el sitio web.

El Protocolo de transferencia de hipertexto, o HTTP, se ha utilizado para esta comunicación en el pasado. Sin embargo, debido a que HTTP no cifra los datos que se transmiten entre el cliente y el servidor, no es tan seguro. Esto significa que los datos que se transmiten de un lado a otro pueden tomarse si hay un ataque de intermediario, que es cuando un tercero intercepta la comunicación entre dos partes para robar datos.

Para abordar este problema, se desarrolló HTTPS. Cuando HTTPS está habilitado en tu sitio web, todas las conexiones entre el cliente y el servidor serán seguras. Esto ayuda a preservar la privacidad de los usuarios de tu sitio web al dificultar mucho más que otros intercepten los datos transmitidos.

Otro factor que respalda la importancia de HTTPS es el hecho de que Google favorece los sitios web habilitados para HTTPS sobre los que no son HTTPS. Esto significa que debes habilitar HTTPS si deseas que tu sitio web aparezca más arriba en los resultados de búsqueda.

Cómo habilitar HTTPS en tu dominio

Adquiere un certificado SSL

Primero debes adquirir un certificado SSL (Secure Sockets Layer) de una autoridad de certificación establecida para habilitar HTTPS en tu sitio web.



Ello permitirá que los navegadores web se conecten de forma segura a tu sitio web. Una vez que hayas comprado tu certificado SSL, deberás instalarlo en tu servidor.

Instala el nuevo certificado SSL en tu servidor y configúralo

Una vez que hayas instalado tu certificado SSL en el servidor, deberás configurar el software de éste para usar el nuevo certificado. Por lo general, esto implica modificar el archivo de configuración del servidor para especificar la ubicación del nuevo certificado y el archivo de clave privada.

Actualiza los enlaces internos de tu sitio web

Una vez que hayas habilitado HTTPS en tu servidor, deberás actualizar los enlaces internos en tu sitio web que apuntan a páginas HTTP. Los enlaces en las páginas de tu sitio web y cualquier enlace en su archivo de mapa del sitio se incluyen en esta categoría. Si estos enlaces no se actualizan, los visitantes serán redirigidos a una versión HTTP de la página, lo que puede provocar que se muestren alertas de seguridad en el navegador web.

Actualiza los enlaces externos que apuntan a tu sitio web.

Además de actualizar los enlaces internos, también deberás actualizar los enlaces externos que apunten a páginas HTTP en tu sitio web. Esto incluye enlaces de redes sociales, anuncios publicitarios y firmas de correo electrónico que linkean a tu sitio web. Una vez más, si no se actualizan estos enlaces, los visitantes podrían ser redirigidos a una página HTTP no segura.

Una vez que hayas completado todos los pasos anteriores, es el momento del paso más importante de todos: la prueba. Intenta acceder a las versiones HTTP y HTTPS de tu sitio web para asegurarte de que todo funcione como debería. Presta especial atención a los formularios u otros elementos de recopilación de datos en tu sitio web; si estos no funcionan correctamente bajo HTTPS, la información confidencial del usuario podría verse comprometida.

¿Cómo activar HTTPS en tu servidor?

Compra un certificado SSL. Puedes hacerlo utilizando una variedad de Autoridades de certificación (CA), como Namecheap, Symantec o Comodo.

Instala el certificado en tu servidor web. Esto a menudo implica crear una solicitud de emisión de certificado (CSR) e instalar los archivos proporcionados en la ubicación adecuada en tu servidor.

Configura tu servidor para usar el nuevo certificado. Este paso diferirá según el tipo de servidor y sistema operativo que esté utilizando. Deberás cambiar el archivo de configuración del sitio, por ejemplo, para los servidores Apache que ejecutan Linux, para señalar el nuevo certificado y los key files.

El código de tu sitio web debe actualizarse para usar siempre HTTPS. Si usas direcciones URL relativas, asegúrate de actualizarlas para usar el protocolo https:// en lugar de http://.

Además, asegúrate de que las cookies que utilices sean seguras. Todos los datos transportados entre tu servidor y los navegadores web de los usuarios se cifrarán de forma segura una vez que hayas completado todos estos pasos y se pueda acceder a tu sitio a través de HTTPS.

Diferencia entre HTTP y HTTPS

El protocolo de transferencia de hipertexto se conoce como HTTP. Sirve como protocolo común para el intercambio de información entre servidores web y navegadores web. Tu navegador web envía una solicitud HTTP al servidor host del sitio web cada vez que visitas un sitio web. Posteriormente, el servidor devuelve los datos solicitados en respuesta y tu navegador web los muestra.

Dado que HTTP es un protocolo no seguro, la información enviada a través de él puede ser interceptada por terceros. Debido a esto, es fácil que alguien controle tus actividades de navegación o incluso introduzca código dañino en el sitio web en el que se encuentras.

HyperText Transfer Protocol Secure, por otro lado, se conoce como HTTPS. Al utilizar el cifrado SSL/TLS, es una mejor versión de HTTP que protege los datos mientras se transmiten. Los datos se codifican a través del procedimiento de encriptación SSL/TLS para que solo el destinatario previsto pueda decodificarlos. Esto hace que sea considerablemente más difícil para las partes externas espiar y leer los datos enviados a través de HTTPS.

Además del cifrado, HTTPS también proporciona autenticación. Esto significa que puedes estar seguro de que el sitio web que estás visitando es realmente el sitio web que dice ser. Con HTTP, es posible que alguien cree un sitio web falso que se ve idéntico a un sitio web real y redirige el tráfico destinado al sitio web real al falso. Este tipo de ataque se conoce como ataque man-in-the-middle y se puede utilizar para robar información confidencial, como credenciales de inicio de sesión y números de tarjetas de crédito.

Por qué necesitas usar HTTPS

1. Seguridad mejorada

El principal beneficio de HTTPS es la seguridad mejorada. Es posible que terceros intercepten y vean los datos que se intercambian a través de una conexión HTTP insegura. Esto puede contener todo, desde detalles de la tarjeta de pago hasta credenciales de inicio de sesión. Esos datos están encriptados y es mucho menos probable que se vean comprometidos cuando se usa HTTPS.

2. Mejor ranking en los motores de búsqueda

La posibilidad de un efecto beneficioso en la clasificación de tu motor de búsqueda es otra razón para utilizar HTTPS. Según Google, los sitios web que usan HTTPS tienen prioridad, por lo que no usarlo podría dañar la clasificación de su sitio web.

3. Confianza mejorada

El uso de HTTPS también brinda confianza e integridad a tu sitio web. Los visitantes notarán que estás utilizando tecnología de punta para proteger su información, lo que puede resultar en un aumento en las ventas o conversiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *