Posicionamiento en buscadores

El posicionamiento en buscadores es sin duda alguna una de las herramientas más útiles que se pueden encontrar en internet. Se refiere al conjunto de acciones dirigidas a orientar la lista de respuestas obtenidas al buscar determinadas palabras en cualquier buscador. Hay dos tipos de resultados que proporcionan los buscadores con respecto al posicionamiento, SEO o SEM.




Dependiendo de si el posicionamiento es gratuito (SEO) o si por el contrario el enlace es patrocinado (SEM). El SEO se encarga de trabajar aspectos técnicos específicos como la optimización de la estructura y los metadatos de un buscador, pero también se usa a nivel de contenidos, con el objetivo de volverlos más relevantes para los cibernautas.

¿Qué es un buscador?

Un buscador es una herramienta que sirve a los usuarios para encontrar aquello que están buscando en internet. El objetivo principal de los motores de búsqueda es ofrecer resultados relevantes y ajustados a las necesidades de cada usuario. Un motor de búsqueda resume su funcionamiento en dos fundamentales pasos: rastreo e indexación.

  • El rastreo es un análisis detallado que realizan los motores de búsqueda, con el fin de que los bots se encarguen de recorrer todas las páginas por medio de distintos enlaces, recogiendo y recopilando datos sobre ellas, para posteriormente entregarlos a sus servidores. Los bots deciden por sí mismos que paginas visitar, y se pueden sentir atraídos de forma especial por los sitios nuevos o los cambios recientes que se hayan realizado en alguna página existente. También deciden cuánto tiempo y con qué frecuencia van a rastrear esa página.
  • La indexación, llega cuando un bot ha rastreado una página en internet y ha terminado de recopilar la información necesaria de forma exitosa. Las páginas se ordenan en un índice según la calidad de su contenido, la fecha de publicación, la existencia de imágenes, animaciones o vídeos. De este modo al momento de realizar una consulta le resulta mucho más sencillo al motor de búsqueda mostrar los resultados que tienen una mayor relación la consulta.

Al terminar el proceso de rastreo e indexación de las páginas, llega la fase en que actúa el algoritmo, es decir, se lleva a cabo un proceso informático que deciden qué páginas se mostrarán antes o después a partir de las palabras que introduzca el usuario. No se trata de un trabajo sencillo que no requiera conocimientos. De hecho, si alguien que no tiene conocimientos acerca del posicionamiento orgánico hace trabajos relacionados, puede conseguir los resultados contrarios. Es mejor dejar este trabajo a profesionales. Si quieres conocer una agencia SEO pincha aquí.

Compra y vende Bitcoin en tu moneda y en tu banco

¿A qué se le considera posicionamiento?

En marketing, el término posicionamiento hace referencia al lugar que ocupa un producto, empresa, marca o servicio dentro de las prioridades del consumidor. Dicho posicionamiento se construye dependiendo de la percepción que tienen los usuarios de la marca, tanto de forma individual como también respecto de otras marcas. Para el consumidor es importante no solo el servicio que desea adquirir, sino además, que la empresa que presta dicho servicio tenga un nombre de prestigio y buena reputación que le garantice seguridad y confianza. Cuando se lleva a cabo una estrategia de posicionamiento es importante tener en cuenta ciertos factores como:



  • Diferenciación: Esto quiere decir que el contenido que se ofrece no sea igual ni se parezca al contenido de otro sitio.
  • Que no sea fácil de imitar: Si otros sitios pueden copiarlo con facilidad perderá rápidamente la diferenciación.
  • Contenido de interés: Es necesario que se ofrezcan productos relevantes en el mercado.
  • Proceso de perfeccionamiento: Debe entenderse el posicionamiento de una marca como un proceso de mejora de la misma, búsqueda de ventajas competitivas y aumento de su valor.

¿De dónde nace el término SEO?

A mediados de los años 90 comenzaron a surgir los primeros buscadores. Desde entonces, los administradores y proveedores de contenidos se dieron cuenta de que podían maximizar sus ganancias, pero para esto era necesario crear motores de búsqueda que agilizaran y facilitaran el alcance del contenido por parte de los usuarios, y por otra parte, les permitiera conseguir un mejor posicionamiento entre los millones de resultados disponibles en la plataforma.

De esta forma se crea el posicionamiento en buscadores. El SEO, por su parte, se concentra en los resultados de búsqueda orgánicos, es decir, los que son de posicionamiento natural o gratuito. Este posicionamiento natural es el que obtienen los buscadores de manera espontánea, sin la necesidad de que exista de por medio una campaña publicitaria.

  ¿Deseas comentar este post? Compártelo y síguenos en Facebook: @teraweb.net  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *