Qué es Version Control o Sistema de Control de Versiones

Veamos a continuación qué es Version Control System (VCS), o Sistema de Control de Versiones, y cómo éste ayuda a los equipos de desarrollo de software y DevOps de alto rendimiento.

Los equipos de programación y desarrollo de software que no usan ninguna forma de control de versiones a menudo se encuentran con problemas como no saber qué cambios que se han realizado están disponibles para los usuarios o la creación de cambios incompatibles entre dos piezas de trabajo no relacionadas que luego deben desenredarse y volverse a trabajar minuciosamente.

Si eres un desarrollador que nunca ha usado el control de versiones, es posible que hayas agregado versiones a tus archivos, tal vez con sufijos como «1», «3», «final» o «más reciente» y luego tuviste que lidiar con una nueva versión final. Tal vez hayas comentado bloques de código porque deseas deshabilitar ciertas funciones sin eliminar el código, por temor a que pueda tener un uso posterior. El control de versiones es una forma de salir de estos problemas.

Comprar bitcoin y comprar criptomonedas facil en Binance

Qué es Version Control

El control de versiones, también conocido como control de código fuente, es la práctica de rastrear y administrar los cambios en el código del software. Los sistemas de control de versiones son herramientas de software que ayudan a los equipos de software a administrar los cambios en el código fuente a lo largo del tiempo.

A medida que los entornos de desarrollo se han acelerado, los sistemas de control de versiones ayudan a los equipos de desarrollo de software a trabajar de forma más rápida e inteligente. Son especialmente útiles para los equipos DevOps ya que les ayudan a reducir el tiempo de desarrollo y aumentar las implementaciones exitosas.

Los sistemas de control de versiones realizan un seguimiento de cada modificación del código en un tipo especial de base de datos. Si se comete un error, los desarrolladores pueden hacer retroceder el reloj y comparar versiones anteriores del código para ayudar a corregir el error y minimizar las interrupciones para todos los miembros del equipo.

El código fuente es un bien precioso a cuidar

Para casi todos los proyectos de software, el código fuente es como la joya de la corona: un bien precioso cuyo valor debe protegerse. Para la mayoría de los equipos de software, el código fuente es un depósito del conocimiento y la comprensión invaluables sobre el dominio del problema que los desarrolladores han recopilado y refinado a través de un esfuerzo cuidadoso.

El control de versiones protege el código fuente tanto de catástrofes como de la degradación casual del error humano y las consecuencias no deseadas.

Los desarrolladores de software que trabajan en equipos escriben continuamente código fuente nuevo y cambian el código fuente existente. El código de un proyecto, aplicación o componente de software normalmente se organiza en una estructura de carpetas o «árbol de archivos». Un desarrollador del equipo puede estar trabajando en una nueva función mientras que otro desarrollador corrige un error no relacionado cambiando el código; cada desarrollador puede realizar sus cambios en varias partes del árbol de archivos.

El control de versiones ayuda a los equipos a resolver este tipo de problemas, rastreando cada cambio individual de cada colaborador y ayudando a evitar que el trabajo simultáneo entre en conflicto. Los cambios realizados en una parte del software pueden ser incompatibles con los realizados por otro desarrollador que trabaje al mismo tiempo. Este problema debe ser descubierto y resuelto de manera ordenada sin bloquear el trabajo del resto del equipo. Además, en todo el desarrollo de software, cualquier cambio puede introducir nuevos errores por sí solo y no se puede confiar en el nuevo software hasta que se prueba. Por lo tanto, las pruebas y el desarrollo avanzan juntos hasta que esté lista una nueva versión.

Qué debe tener un buen VCS (sistema de control de versiones)

Un buen software de control de versiones admite el flujo de trabajo preferido de un desarrollador sin imponer una forma particular de trabajo. Idealmente, también funciona en cualquier plataforma, en lugar de dictar qué sistema operativo o cadena de herramientas deben usar los desarrolladores. Los mejores sistemas de control de versiones facilitan un flujo fluido y continuo de cambios en el código en lugar del frustrante y torpe mecanismo de bloqueo de archivos, lo que da luz verde a un desarrollador a expensas de bloquear el progreso de otros.

Un buen software de control de versiones admite el flujo de trabajo preferido de un desarrollador sin imponer una forma particular de trabajo. Idealmente, también funciona en cualquier plataforma, en lugar de dictar qué sistema operativo o cadena de herramientas deben usar los desarrolladores. Los excelentes sistemas de control de versiones facilitan un flujo fluido y continuo de cambios en el código en lugar del frustrante y torpe mecanismo de bloqueo de archivos, lo que da luz verde a un desarrollador a expensas de bloquear el progreso de otros.

Los equipos de desarrollo de software que no usan ninguna forma de VCS a menudo se encuentran con problemas como no saber qué cambios que se han realizado están disponibles para los usuarios o la creación de cambios incompatibles entre dos piezas de trabajo no relacionadas que luego deben desenredarse y volverse a trabajar minuciosamente. Si eres un desarrollador que nunca ha usado el control de versiones, es posible que hayas agregado versiones a tus archivos, tal vez con sufijos como «final» o «más reciente» y luego tuviste que lidiar con una nueva versión final. Tal vez hayas comentado bloques de código porque deseas deshabilitar ciertas funciones sin eliminar el código, por temor a que pueda tener un uso posterior. El control de versiones es una forma de salir de estos problemas.

El software de control de versiones es una parte esencial del día a día de las prácticas profesionales del equipo de desarrollo de software moderno.

Los desarrolladores de software individuales que están acostumbrados a trabajar con un sistema de control de versiones capaz en sus equipos suelen reconocer el increíble valor que el control de versiones también les brinda incluso en pequeños proyectos individuales. Una vez acostumbrados a los poderosos beneficios de los sistemas de control de versiones, muchos desarrolladores no considerarían trabajar sin ellos, incluso para proyectos que no sean de software.

3 principales beneficios de los sistemas de control de versiones (VCS)

El uso de un sistema de control de versiones es una buena práctica para equipos de DevOps y software de alto rendimiento. El control de versiones también ayuda a los desarrolladores a moverse más rápido y permite que los equipos de software conserven la eficiencia y la agilidad a medida que el equipo escala para incluir a más desarrolladores.

Los sistemas de control de versiones (VCS) han experimentado grandes mejoras en las últimas décadas y algunos son mejores que otros.

Los VCS a veces se conocen como herramientas SCM (Gestión de código fuente) o RCS (Sistema de control de revisión). Un sistema de control de versiones distribuido muy popular en uso hoy en día se llama Git. Como muchos de los sistemas VCS más populares disponibles en la actualidad, Git es gratuito y de código abierto.

Independientemente de cómo se llamen o qué sistema se use, los principales beneficios que debe esperar del control de versiones son los siguientes:

1. Completo historial de cambios

Un historial completo de cambios a largo plazo de cada archivo. Esto significa cada cambio realizado por muchas personas a lo largo de los años. Los cambios incluyen la creación y eliminación de archivos, así como la edición de su contenido. Las diferentes herramientas de VCS difieren en qué tan bien manejan el cambio de nombre y el movimiento de archivos. Esta historia también debe incluir el autor, la fecha y las notas escritas sobre el propósito de cada cambio. Tener el historial completo permite volver a las versiones anteriores para ayudar en el análisis de la causa raíz de los errores y es crucial cuando se necesita solucionar problemas en versiones anteriores del software. Si se está trabajando activamente en el software, casi todo puede considerarse una «versión anterior» del software.

2. Ramificación y fusión

Hacer que los miembros del equipo trabajen simultáneamente es una obviedad, pero incluso las personas que trabajan por su cuenta pueden beneficiarse de la capacidad de trabajar en flujos de cambios independientes. La creación de una «sucursal» en las herramientas de VCS mantiene varios flujos de trabajo independientes entre sí y, al mismo tiempo, brinda la posibilidad de fusionar ese trabajo nuevamente, lo que permite a los desarrolladores de software verificar que los cambios en cada rama no entren en conflicto. Muchos equipos de software adoptan la práctica de bifurcarse para cada función o tal vez bifurcarse para cada versión, o ambas. Hay muchos flujos de trabajo diferentes entre los que los equipos pueden elegir cuando deciden cómo utilizar las funciones de bifurcación y fusión en VCS.

3. Trazabilidad

Ser capaz de rastrear cada cambio realizado en el software y conectarlo a un software de gestión de proyectos y seguimiento de errores, y poder anotar cada cambio con un mensaje que describa el propósito y la intención del cambio puede ayudar no solo con el análisis de la causa raíz. Tener el historial anotado del código al alcance de la mano cuando se está leyendo el código, tratando de entender qué está haciendo y por qué está diseñado de esa manera puede permitir a los desarrolladores realizar cambios correctos y armoniosos que estén de acuerdo con el diseño previsto a largo plazo del sistema. Esto puede ser especialmente importante para trabajar de manera efectiva con código heredado y es crucial para permitir a los desarrolladores estimar el trabajo futuro con cierta precisión.

Conclusión



Si bien es posible desarrollar software sin utilizar ningún control de versión, hacerlo así somete al proyecto a un gran riesgo que ningún equipo profesional debería aceptar. Entonces, la pregunta no es si usar el control de versiones, sino qué sistema de control de versiones usar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.