RGPD para autónomos: evita la sanción

En estos días en los que la recopilación, el almacenamiento y el tratamiento de nuestros datos personales es una parte fundamental de la actividad digital, comercial y publicitaria de las empresas, la seguridad y la transparencia en el manejo de los datos personales son sinónimos de protección de nuestro derecho a la privacidad.

Toda empresa, incluyendo aquellas que realizan una actividad comercial de forma autónoma, están sujetas a las obligaciones estipuladas por el reciente reglamento de tratamiento de datos en el territorio europeo, y su incumplimiento conlleva a sanciones.

¿Qué es el RGPD?

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es una norma que ha entrado en vigor en el territorio europeo en mayo de 2016, aunque se ha hecho obligatoria para toda empresa y plenamente vinculante en mayo de 2018. El objetivo que se persigue con el reglamento de protección de datos autónomos es regular el uso de los datos personales de toda persona física que cada empresa recopila y almacena, en función de las distintas actividades de análisis y promoción que realiza.

Por medio de este reglamento, lo que se busca es fortalecer, incrementar y asegurar los derechos de los ciudadanos, en este caso los clientes de una empresa, así como también regular la manera en que estos datos son distribuidos con fines publicitarios y promocionales.

¿Qué debes tener en cuenta como autónomo?

El incumplimiento del RGPD puede acarrear sanciones que van desde leves a muy severas. A pesar de que el reglamento ha entrado en vigor hace ya algún tiempo, muchas pymes españolas han prestado poca atención a las implicaciones que el incumplimiento del RGPD representa.

Es importante tener en cuenta que, este reglamento ha sido introducido en la comunidad europea para garantizar el correcto uso de los datos personales que cada cliente pone en manos de las expresas que les prestan servicios o que requieren bases de datos de sus clientes para llevar a cabo sus actividades.

Lo primero que debes tener en cuenta es que un dato personal es toda información que sirva para la identificación de una persona física, lo que es fundamental para la elaboración de una base de datos. De modo que, para actuar en conformidad con lo que dice la Ley, toda base de datos debe ser elaborada en correspondencia con lo que estipula el RGPD.

Lo segundo que debes considerar es que el RGPD implica la transparencia de todos los procesos de recopilación y procesamiento de los datos personales de tus clientes. Es decir, tus clientes deben estar al tanto de las razones por las cuales algunos de sus datos personales son recopilados y almacenados y, del uso que le dará la empresa a esa información.

En tercer lugar, el RGPD estipula que tus clientes tienen la capacidad de retirar su consentimiento al tratamiento y almacenamiento de sus datos personales, por lo que deberán ser eliminados de la base de datos de tu empresa si ellos así lo quieren.

Todo esto implica, entre otras cosas, que las empresas son responsables de la seguridad y el uso de los datos suministrados por sus clientes.

Las obligaciones de los autónomos con respecto al RGPD

Todo autónomo está sujeto a las obligaciones que estipula el RGPD, así como también a las sanciones que acarrea su incumplimiento. En primer lugar, la obligación primordial que impone el RGPD es el consentimiento. La entrada en vigor de este reglamento en el territorio de la comunidad europea implica que cada uno de tus clientes debe dar su expreso consentimiento para la gestión de sus datos personales de forma clara e inequívoca.

En segundo lugar, el RGPD exige la delimitación de los datos. Esto quiere decir que los datos personales de tus clientes sólo se pueden almacenar y utilizar en caso de que exista un interés legítimo.

Finalmente, está la autorregulación. En este punto se establece que los datos personales de tus clientes que sean innecesarios deben ser eliminados de forma periódica y debes informar a las autoridades competentes de cualquier irregularidad. Aparte de estas tres obligaciones fundamentales, existen otras regulaciones específicas que debes tomar en cuenta para evitar sanciones por incumplimientos.


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *